Contactar con un abogado
647 965 244
elAbogado

Tengo cláusula suelo

De unos años hasta este momento, venimos escuchando todos los días y a todas horas que es posible que tengamos cláusula suelo. Pero ¿qué es esta cláusula? ¿Cómo puedo saber si mi contrato de préstamo hipotecario la tiene? Y lo más importante, si la tiene ¿qué puedo hacer? En esta entrada vamos a tratar de explicar todo lo que se debe saber acerca de las famosas cláusulas abusivas:

 

¿Qué es la cláusula suelo?

Para empezar, debemos saber a qué nos estamos enfrentando. Como sabemos, la mayoría de las hipotecas están referenciadas a una tasa de intereses que cambia constantemente. Esta tasa es el Euribor y todos los préstamos hipotecarios contienen el pago del mismo más un diferencial. Pero entonces, ¿qué es la cláusula suelo? Los bancos, ante los constantes cambios en el Euribor lo que hicieron fue fijar unos intereses mediante los cuales, a pesar de que el Euribor estuviera por debajo de los mismos (como está ocurriendo en este momento), seguiría pagando ese mínimo estipulado, pero si está por encima, pagará el Euribor más el diferencial estipulado. También solían fijar un máximo: la llamada “cláusula techo”; que suponía que, aunque el Euribor subiera por encima de la misma, no pagaríamos más de ese porcentaje de intereses. Sobra decir, que el tope máximo era muy alto, por lo que resultaba imposible que el Euribor fuera a alcanzar ese porcentaje jamás.

¿Es ilegal la cláusula suelo?

El Tribunal Supremo en su sentencia de 9 de Mayo de 2013, manifestó que es legal. Sólo sería ilegal si no contase con la transparencia suficiente, estableciendo una serie de parámetros, que, de no cumplirlos, estaríamos ante una cláusula abusiva. Estos requisitos son los siguientes:

  • Falta de información suficientemente clara de que se trata de un elemento definitorio del contrato.
  • Se insertan de forma conjunta con las cláusulas techo y como aparente contraprestación de las mismas.
  • No existen simulaciones de escenarios diversos relacionados con el comportamiento razonablemente previsible del tipo de interés en el momento de contratar.
  • No hay información previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otras modalidades de préstamo.
  • Las clausulas se ubican entre una abrumadora cantidad de datos entre los que quedan enmascaradas y que diluyen la atención del comprador.

Si su contrato de préstamo hipotecario contiene alguna de estos requisitos, podría estar ante una cláusula abusiva. En este punto, es importante que acuda a un abogado especialista, que le pueda asesorar a efectos de saber, si efectivamente, está ante una cláusula suelo ilegal, o si, por el contrario, se estipuló con todas las garantías de transparencia necesarias para ello, como, por ejemplo, que hubiera una oferta vinculante previa a la firma del préstamo hipotecario, especialmente antes del año 2007 cuando era requisito indispensable realizarla unos días antes de la firma del contrato.

con_clausulasuelo

Tengo cláusula suelo, ¿Y ahora qué?

Ahora se pueden seguir una serie de pasos:

En primer lugar, y aunque no es obligatorio (pero sí recomendable), se puede intentar una negociación extrajudicial mediante el envío de una carta al Servicio de Atención al Cliente del Banco. Esta negociación, tras la mencionada sentencia de 2013, suele ser fructífera en cuanto a la anulación de la cláusula suelo ilegal, pero no en cuanto a la devolución de las cantidades de dinero pagadas de más durante los años en los que se soportó esa cláusula. El banco tiene 60 días para responder a su petición, y si la denegasen puede acudir, si lo hubiera, al defensor del consumidor del propio banco.

En segundo lugar, puede optar o bien, por acudir al Banco de España, opción poco recomendable, pues, lo indicado por el mismo no es vinculante y porque suele tardar alrededor de 15 meses en responder. O bien, puede acudir a los Tribunales.

He acudido a los Tribunales

Ahora bien, tras decidir acudir a los Tribunales hay que tener muy en cuenta que, si sale mal, nos condenarán en costas, es decir, tendremos que pagar al abogado del Banco. Por tanto, para dar este paso hay que ir sobre seguro.

Si su abogado le recomienda litigar, entonces deberá presentar una demanda. Esta demanda, de acuerdo con la Ley Orgánica del Poder Judicial, si se trata de una demanda individual, debe presentarse ante el Juzgado de lo Civil de su localidad. Si, por el contrario, es colectiva, se presentará ante el Juzgado de lo Mercantil. Siempre deberá ir firmada por abogado y procurador.

Tras la demanda, seguramente el Banco intente una negociación, a fin de evitar un mayor coste, dado las pocas probabilidades que tiene de ganar ante una demanda así. Habrá una Audiencia Previa en la que se propondrán las pruebas de las que pretenderán valerse en juicio y finalmente, se celebrará la vista.

La sentencia puede ser estimatoria, estimatoria parcialmente, o desestimatoria. Si se estima en su totalidad, se impondrán las costas al Banco, lo que significa que pagarán a su abogado, anularán la cláusula abusiva y le devolverán su dinero. Si se estima parcialmente no habrá costas, y, por último, si se desestima, probablemente tendrá que pagar usted las costas, como ya se ha mencionado.

Debemos advertir que, tras la mencionada sentencia del Tribunal Supremo de 2013, se están anulando las cláusulas abusivas, pero sólo se está concediendo la recuperación de lo pagado de más a partir de Mayo de 2013.

Si usted es uno de los afectados o cree que puede serlo, y quiere tomar medidas, no dude en consultarnos. Podemos ayudarle.

Últimas publicaciones de Abogados Francisco Diaz

Los clientes que contactaron con Abogados Francisco Diaz también contactaron con: