¿Qué es el derecho administrativo?

El derecho administrativo es aquella rama del derecho público que tiene por objeto regular las relaciones intra-administrativas (esto es, las relaciones internas de una administración, como por ejemplo entre dos órganos de la misma administración), inter-administrativas (las relaciones que se dan entre diferentes administraciones, como por ejemplo entre una administración de una Comunidad Autónoma y otra de ámbito estatal) y de la administración con los particulares. De esta manera, es el conjunto de normas relativas a las Administraciones Públicas.


Los actos de la administración

Cuando la Administración pública se relaciona con nosotros, o desarrolla alguna actividad que nos afecta directa o indirectamente, lo hace mediante lo que se llama acto administrativo. El acto administrativo puede consistir en el ejercicio de una potestad administrativa no reglada que expresa la voluntad de ésta. Por contraposición, una potestad administrativa reglada es aquella que la hace en desarrollo de unas reglas sin margen de discrecionalidad o para obrar de manera distinta. Por ejemplo, si reúnes los requisitos necesarios para la renovación del DNI, la Administración no puede decidir si te lo renueva o no. Por el contrario, la decisión de construir un nuevo colegio u hospital es un acto administrativo, ya que no existen normas que obliguen a la Administración a construirlo en aquél lugar y momento.


Particularidad de la actividad administrativa

En contraposición a la actividad que desarrolla el poder legislativo, es una decisión de carácter singular, que afecta a uno o varios interesados en un momento concreto, mientras que la actividad de quien hace las leyes afecta a una pluralidad de casos. Mientras el poder legislativo dicta las normas de circulación que afectan a todos los que hacen uso de las vías públicas, por ejemplo, la decisión de sancionar una infracción de las normas de circulación vial concreta, por parte de un órgano administrativo, únicamente afecta al infractor en ese caso concreto.


¿En qué me puede afectar la actuación de la Administración?

Esta actuación administrativa es lo más relevante para los interesados en sus relaciones con la Administración, y en consecuencia para la labor de los abogados de administrativo. Estos actos pueden ser recurribles, es decir, que el afectado por el mismo se puede oponer para que la Administración revise su actividad o que sea un juez el que resuelva si el acto es adecuado en derecho.
A modo de ejemplo, cuando se nos impone una multa de tráfico, se abre un procedimiento sancionador en el cual el afectado puede presentar alegaciones, recurrir o, desestimadas las pretensiones anteriores, acudir a la vía judicial.


Principales ámbitos de actuación de la Administración

Los principales ámbitos de actuación de la Administración que afectan directa o indirectamente a los particulares, y dónde desarrollan principalmente su labor los abogados de administrativo son:

  1. 1) Contratación administrativa: es el medio por el cual las Administraciones Públicas contratan con el sector público, tanto productos como servicios, y que se rige mediante unas reglas propias.
  2. 2) Extranjería y nacionalidad: como por ejemplo, la expedición de permisos de residencia, nacionalidad...
  3. 3) Derecho ambiental: relativo al conjunto de normas sobre contaminación y demás
  4. 4) Urbanismo: licencias de construcción, planificación urbanística...
  5. 5) Multas y sanciones de tráfico: También las dictadas por cualquier órgano administrativo, como por ejemplo a causa de no tener en vigencia la licencia para la venta de bebidas alcohólicas, tabaco, ...

¿En qué me pueden ayudar los abogados de administrativo?

Los abogados de administrativo son especialistas en todas estas cuestiones, así como en cualquier otro problema o duda que tengas en relación a la administración. Te podrán ayudar con cualquier trámite o gestión que quieras hacer con cualquier órgano administrativo, así como defenderte en caso de que acudas a los tribunales de lo Contencioso-Administrativo a raíz de un conflicto con la Administración.