Contactar con un abogado
elAbogado

No es posible la convalidación de una cláusula suelo nula.

El Supremo en su Sentencia Civil Nº 558/2017, Tribunal Supremo, Sala de lo Civil, Sección 1, Rec 255/2015, de 16 de Octubre de 2017, fundamenta su fallo en que “la falta de transparencia de la cláusula suelo determina su nulidad absoluta por tener carácter abusivo”, y por lo tanto, no cabe posibilidad de convalidación mediante acuerdo con la entidad bancaria.

Determina que este Tribunal ha declarado que la nulidad absoluta o de pleno de derecho es insubsanable y no permite la convalidación del contrato (citando la Sentencia Civil Nº 654/2015, TS, Sala de lo Civil, Sec. 1, Rec 1329/2014, 19-11-2015 )

Señala que no es correcta la afirmación del Juzgado de Primera Instancia de que el contrato resultó convalidado por la petición de los prestatarios de que se les redujera la cláusula suelo al nivel que tenían los contratos de otros compradores de la misma promoción, por lo que, la nulidad de cláusulas suelo no quedó subsanada.

“ (…) la nueva obligación adolecerá de los mismos vicios que la obligación novada, salvo que la voluntad de los interesados pueda y quiera subsanar tales defectos. Para que tal subsanación se produzca, es preciso que se den los requisitos que el artículo 1311 del Código Civil y la jurisprudencia que lo desarrolla establecen para la convalidación de los negocios anulables".

Finaliza expresando que:

“La protesta por la inclusión de una cláusula de la que no se advirtió a los prestatarios, pese a su trascendencia, y la petición de que al menos se les reduzca el suelo al fijado en otros contratos de la misma promoción, incluso si se tratara de un vicio subsanable - "que no lo es"-, no podría considerarse en ningún caso como una convalidación del contrato, pues no constituye un acto inequívoco de la voluntad tácita de convalidación o confirmación del contrato, en el sentido de crear, definir, fijar, modificar, extinguir o esclarecer sin ninguna duda una situación confirmatoria del mismo.

Se trata solamente de una solicitud dirigida a reducir en lo posible las consecuencias negativas que la cláusula cuestionada tenía para los prestatarios, que no les impide posteriormente solicitar la declaración de nulidad absoluta de tal cláusula y la restitución de lo que el banco ha percibido indebidamente por su aplicación.”

Últimas publicaciones de Almansa & Hébert Abogados