Cómo reclamar un despido objetivo 

Última modificación el 1 febrero, 2023 por Beatriz Oller

Te explicamos todo lo que necesario para saber cómo reclamar un despido objetivo, si es que realmente te han despedido de este modo. 

Lo más importante a la hora de recibir la carta de despido es revisar cuáles son las causas que alegan la empresa y los motivos por los cuales quieren que se finalice la relación laboral. 

El tipo de despido es lo que determinará cuáles son tus derechos a partir de ahora y qué indemnización de pertoca. Así que, si en tu notificación de despido, si te pone que ha sido por causas objetivas, te explicamos todo lo que debes saber y cómo reclamar un despido objetivo en este artículo. 

Recuerda que necesitarás la ayuda de un abogado laboralista para reclamar tu despido. 

Qué es un despido objetivo 

Un despido objetivo es una terminación del contrato de trabajo que se basa, en la mayoría de las veces, en causas económicas o de organización de la empresa.

Es un despido que siempre debe estar justificado y debe ser a causa de alguna de los motivos que se especifiquen en el Estatuto de los trabajadores. Es un despido legal que suele requerir que la empresa siga un procedimiento específico, ya que, además de ser por causas relacionadas con el funcionamiento y la solvencia de la empresa, también puede ser relacionado con alguna ineptitud del trabajador. 

Causas del despido objetivo 

Las causas que pueden figurar que un despido sea objetivo son las siguientes, según el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores: 

Por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción de la empresa

Causas económicas 

Este suele ser el más común y la empresa puede despedir al trabajador cuando ésta se encuentre en una situación delicada. Por ejemplo, si atraviesa una situación económica negativa y tiene pérdidas, puede prescindir de alguno de los trabajadores, despidiéndolo de forma objetiva. 

Causas técnicas

Si hay algún cambio en los médicos o instrumentos de producción del negocio y eso hace que la empresa deba prescindir de alguno de los trabajadores, puede ser motivo de despido objetivo. 

Causas organizativas

Si tienen que haber cambios en la organización del personal o del departamento, donde se vean afectados métodos o sistemas de trabajo, puede conllevar a un despido objetivo. 

Causas productivas

Cuando la empresa se ve afectada por variaciones en la demanda de algunos productos o servicios que oferta y ya no necesita a tanto personal en su plantilla. 

Por falta de adaptación 

A pesar de que cada trabajo cuenta con un periodo de prueba, cuando éste es superado, el trabajador debe adaptarse de la mejor forma posible a su puesto de trabajo.

También puede ser que existan modificaciones técnicas que afecten a los trabajadores en sus puestos de trabajo y el empleado no sepa adaptarse. En este caso, si aún la empresa ofreciendo un curso de formación para enseñar las nuevas labores, el empleado no se adapta en un plazo de dos meses, puede ser motivo de despido objetivo. 

Por ineptitud sobrevenida

Si el trabajador no acaba siendo capaz de cumplir con sus funciones en el puesto de trabajo, la empresa puede despedirlo a consecuencia de sus capacidades laborales.

Esto deberá ser siempre y cuando la empresa no supiera que contrataba a una persona que no sería capaz de realizar esas tareas. Si es así, no se podrá justificar como despido objetivo. 

elAbogado

¿Necesitas un abogado para tratar tu caso?

Te ayudamos a encontrar el abogado que necesitas

¿Cómo saber si un despido es objetivo y no es improcedente? 

Muchos trabajadores, cuando son despedidos, tienen la duda si realmente el despido ha sido por causas objetivas o es un despido improcedente.

Piensa que a las empresas les va a interesar más que sea un despido objetivo y no improcedente, ya que así pagarán menos indemnización. Por eso, es importante hablar con un abogado laboralista para repasar el tema y tener muy en cuenta las causas de los despidos objetivos que te hemos explicado en el párrafo anterior.

Un despido improcedente es cuando el empresario echa a un trabajador sin motivo ni justificación, y esa es la gran diferencia con el despido objetivo, que siempre debe haber un motivo o una justificación detrás.

Sin embargo, a veces, las empresas se excusan en justificaciones que no son correspondientes a la realidad y es cuando ahí debes reclamar un despido objetivo porque realmente pasaría a ser improcedente. 

Paso a paso para saber cómo reclamar un despido objetivo 

Para saber cómo reclamar un despido objetivo, deberás seguir los siguientes pasos: 

  1. Recopila toda la información relevante: Es necesario que tengas a mano el contrato de trabajo, la comunicación del despido (donde alegue que son causas objetivas), las nóminas, cualquier otra documentación relevante.
  2. Habla con tus compañeros: En muchos casos, cuando un despido es objetivo también se ven afectados más trabajadores. Es importante que hables con ellos y comparéis la carta de despido u otros documentos y reunáis todas las pruebas necesarias.
  3. Contacta con un abogado laboralista: En el momento en que te despiden, sea por el motivo que sea, es imprescindible tener asesoramiento legal. Aquí es donde entrará el papel del abogado laboralista, que te dirá lo que has de hacer y cómo puedes reclamar el despido, sabiendo si es objetivo o improcedente.
  4. Ten en cuenta los plazos para reclamar: Para reclamar un despido cuentas con 20 días hábiles. Ese es el plazo para reclamar un despido y deberás hacerlo desde el día siguiente de la fecha de efectos del despido.
  5. Presenta una papeleta de conciliación: Aunque quieras demandar, lo obligatorio es primero presentar una papeleta de conciliación al Servicio de Arbitraje y Mediación de tu localidad para ver si se llega a un acuerdo con la empresa. Aquí necesitarás la ayuda de tu abogado para la redacción de la papeleta. En este caso, si se llega a un acuerdo, el proceso finalizará aquí, pero si no lo hay, deberás ir a juicio.
  6. Presenta una demanda ante el juzgado: Si no hay un acuerdo entre las dos partes, será momento de que tu abogado laboralista redacte la demanda para presentar al juzgado, solicitando la reclamación del despido (causas interpuestas previamente en la papeleta de conciliación).
  7. Asiste al juicio: Si la demanda es admitida deberás asistir al juicio acompañado de tu abogado y luchar por tu reclamación. Lo que se reclama normalmente es que el despido no sea considerado objetivo y sea considerado improcedente para cobrar la máxima indemnización. 

El proceso de demanda puede alargarse y es imprescindible contar con la ayuda de un abogado especializado en despidos para que todo el proceso se realice de la forma más correcta posible. 

¿Cuál es la indemnización de un despido objetivo? 

Si el despido es objetivo, la indemnización que te tendrá que pagar tu empresa será la siguiente:

20 días de salario por año trabajado con un tope de 12 mensualidades. Pero sin embargo, si finalmente consigues que sea tratado el caso como un despido improcedente, la indemnización será de: 

33 días de salario por año trabajado con un tope de 24 mensualidades. Pero si el contrato es anterior al 12 de febrero de 2012, hasta esa fecha deberás contar 45 días de salario por año trabajado con un tope de 42 mensualidades.

Cosas a tener en cuenta en un despido objetivo 

Además de todo lo que te hemos explicado sobre cómo reclamar un despido objetivo, te damos los últimos puntos que no pueden pasarse por alto y es importante que conozcas: 

  • Deben darte un aviso mediante la carta de despido
  • Tienen que avisarte con un plazo de 15 días de antelación. 
  • En esos 15 días, deberás seguir trabajando, pero tendrás 6 horas semanales para buscar un nuevo empleo. 
  • Tendrás derecho a prestación por desempleo. 
  • Aparte de la indemnización, deberán pagarte el finiquito
Haz click en el banner y encuentra el abogado que necesitas.

¿Necesito a un abogado para saber cómo reclamar un despido objetivo? 

Sí. Es totalmente imprescindible contar con la ayuda de un abogado experto en despidos para tratar tu caso y saber cómo reclamar un despido objetivo.

Ya has visto a lo largo del artículo que será quien revise tu caso, te ayude a redactar la papeleta de conciliación y la demanda (en caso que vaya a juicio), y te revise toda la documentación y los puntos relacionados con el despido.

Además, si finalmente no es un despido objetivo y es improcedente, el abogado laboralista te ayudará a conseguir la máxima indemnización.

REFERENCIAS