Convenio regulador: Qué es y cómo se redacta 

Última modificación el 1 febrero, 2023 por Beatriz Oller

Te explicamos qué es y cómo se redacta el convenio regulador para que sepas lo que debe constar en este documento.

Cuando una pareja se divorcia, uno de los documentos más importantes a tener en cuenta es el convenio regulador, el acuerdo legal que hará posible que la disolución del matrimonio sea posible y donde quedarán plasmadas todas las medidas y regulaciones que deriven de la unión familiar. 

Será el documento donde se establecerán todas las condiciones relacionadas con la separación, para determinar cuál será de ahora en adelante la relación con los hijos, que pasará con la casa y demás. 

En este artículo te explicamos qué es el convenio regulador, qué contiene y cómo se redacta, para que no se te pase nada por alto y puedas empezar a tramitar tu divorcio. 

Recuerda que para redactar un convenio regulador, necesitarás la ayuda de un abogado experto en divorcios. 

¿Qué es el convenio regulador?

Un convenio regulador es un acuerdo legal entre dos personas que están separándose o divorciándose. En él se establecen las condiciones de la separación, como la manutención de los hijos, la división de bienes y la pensión alimentaria. Este acuerdo se firma ante un juez o un notario y se convierte en una resolución judicial una vez aprobado. El objetivo del convenio regulador es regular las relaciones entre las partes y evitar conflictos futuros.

Podrás hacer un convenio regulador si estás casado y quieres divorciarte o separarte, o si estás en pareja de hecho y quieres separarte.  Serán diferentes las medidas o cláusulas si se tienen hijos o no. 

¿Qué debe contener el convenio regulador?

El convenio regulador es un documento detallado y extenso en el que figuran varias cláusulas y medidas. Las medidas que deben incluirse son las personales, las mixtas y las patrimoniales: 

Medidas personales: 

Aquí es donde figurará toda la información en relación al cuidado de los hijos y la patria potestad, la guarda y custodia, el régimen de visitas y las comunicaciones entre familiares. 

Patria potestad

Se fijará quéen ejercerá la patria potestad de los hijos y se estipularán decisiones importantes de la vida de los menores como la salud, la educación, etc. 

Guarda y custodia

Se establecerá con quién convivirá el menor, si es con un progenitor o con ambos, en caso de que sea custodia compartida. 

Régimen de visitas

Se fijará un régimen de visitas para el progenitor que no conviva con los menores. Se regulará todo lo relativo con las visitas: qué días estará con el progenitor no custodio, cuántas horas, y cómo se repartirá el tiempo durante las vacaciones. 

Comunicación entre familiares 

Si existe buena relación entre los progenitores no será necesario establecer vías de comunicación, pero si la relación estuviera deteriorada, es mejor fijar unos mínimos para que la relación con los abuelos no desaparezca.

Medidas mixtas

En este punto quedaría establecido todo lo que tenga que ver con ambas partes, ya sea el uso y la atribución de la vivienda, el ajuar familiar o el cuidado de los animales de compañía. 

Atribución del uso de la vivienda

En este caso se estipulará quién se queda viviendo en la casa familiar. No importa de quien sea propiedad, ya que deben verse beneficiados los menores. 

Ajuar familiar

También será imprescindible regular quién se queda qué de la vivienda familiar. Es decir, si hay mobiliario y electrodomésticos que se queda una parte o se establecen de igual forma en la vivienda familiar.

Animales de compañía

Desde que la ley considera a los animales como seres que sienten y no como bienes muebles, el destino y el cuidado de los animales de compañía también debe estar regulado en el convenio regulador.

Se deben regular:  los gastos, donde vivirá el animal, la guarda custodia, y el reparto de tiempos de convivencia.

Medidas patrimoniales

En este apartado quedarán reguladas aquellas medidas relacionadas con el patrimonio y la situación económica de la familia: 

Pensión de alimentos: 

Se hablará y se regulará cómo contribuye cada progenitor en los gastos de los hijos, que pensión deberá pasar el progenitor no custodio a quien tiene la custodia, y cómo se establecerán los gastos extraordinarios. 

Liquidación del régimen económico matrimonial

Se debe establecer cómo se liquidará la sociedad de gananciales, pero aunque es importante estipularlo, se puede hacer posterior al divorcio.

Pensión compensatoria 

Si existe desequilibrio económico tras el divorcio, se puede establecer una pensión compensatoria que deberá pasar la parte con más poder adquisitivo a la hora. Esta medida podrá ser temporal o indefinida y se debe acordar qué causas podrían extinguirla o modificarla. 

elAbogado

¿Necesitas un abogado para tratar tu caso?

Te ayudamos a encontrar el abogado que necesitas

¿Cómo se redacta el convenio regulador? 

Para redactar el convenio regulador necesitarás la ayuda de un abogado experto en divorcios

Si la separación o divorcio es de mutuo acuerdo, se puede llevar a cabo una negociación y solo necesitarán la presencia de un abogado para las dos partes. Podríais hacer el convenio juntos viendo qué partes os interesan a cada uno y llegando a un acuerdo de la mejor forma posible. 

Sin embargo, si hay discrepancias importantes entre ambas partes, lo mejor es que cada uno sea representado por un abogado diferente. En este caso, cada progenitor redactará un convenio que luego será intercambiado con el otro abogado, hasta llegar a un acuerdo y una conformidad con lo que se está pactando. 

Lo mejor es que se redacte el convenio lo más detallado posible para que luego, a posteriori no hayan malentendidos y posibles conflictos en el proceso del cierre de la negociación. 

Haz click en el banner y encuentra el abogado que necesitas.

¿Necesito a un abogado experto en divorcios para realizar el convenio regulador? 

Sí. Para redactar el convenio regulador es necesaria e imprescindible la presencia de un abogado experto en divorcios, ya que será él, con su experiencia y conocimiento, quien redacte el documento y alegue si las medidas expuestas son correctas o no.

Será quién pueda guiarte en todo el proceso y quien te ayude a valorar si lo que establece la otra parte te conviene o hay algún punto que se debe revisar. 

Pide asesoramiento personalizado y contacta con un abogado experto en divorcios para redactar tu convenio regulador.