Custodia de mascotas: ¿Quién se queda con el perro en caso de separación o divorcio?

Última modificación el 14 noviembre, 2022 por Beatriz Oller

Si te has separado y no sabes con quién se va a quedar el animal, te explicamos todo lo relacionado con la custodia de mascotas. 

Ahora, muchas parejas y sobre todo los jóvenes, prefieren por el momento tener una mascota compartida que decidir tener un hijo en común. Y esto lo refleja el día a día, familias con perros que, tras romperse, deben plantearse qué hacer con la mascota. 

Los divorcios y las separaciones no son fáciles y menos si se tienen hijos. Sin embargo, también lo tienen complicado aquellas parejas que su núcleo familiar se compone de ellos dos y un perro, un gato u otro tipo de mascota. 

Pero, ¿qué tienen que hacer en ese momento? ¿Quién se queda con el perro, gato o mascota? Te contamos lo que dice la ley y cómo deberías actuar en caso de separación o divorcio, con una mascota en común con tu pareja.

Qué dice la ley sobre la custodia de mascotas

Hasta hace unos años, las mascotas eran consideradas por nuestro Código Civil como bienes muebles, lo que significaba que, al ser “como un objeto”, éste pertenecía a un propietario. 

Sin embargo, con la nueva ley animal, la Ley de Protección y Derechos de los animales, que entró en vigor a principios del año 2022, los animales pasaron a ser “bienes muebles o cosas” para ser “seres que sienten”, lo que hizo que la reforma tuviera en cuenta una serie de cambios y obligaciones para las familias que cuenten con una mascota en su núcleo familiar, y al mismo tiempo, para aquellas parejas que tengan un animal en común y quieran separarse. 

De este modo, para conservar, preservar y luchar con el cuidado de los animales, en caso de separación o divorcio, se establecen una serie de regulaciones que, sin previo acuerdo, acabará sentenciando el juez quien se queda con la mascota. 

Convenio de mutuo acuerdo: ¿Es lo más conveniente para la custodia de mascotas? 

En el artículo 90 de la ley comentada, se establece la opción de determinar qué pasa con la mascota en caso de divorcio. Hasta ahora, el animal se lo quedaba quien figuraba como propietario, sin embargo, ahora se tendrá en cuenta lo siguiente: 

«b) bis El destino de los animales de compañía, en caso de que existan, teniendo en cuenta el interés de los miembros de la familia y el bienestar del animal; el reparto de los tiempos de convivencia y cuidado si fuere necesario, así como las cargas asociadas al cuidado del animal.»

Sin embargo, lo más sensato, tal y como pasa en la custodia de menores, lo mejor es realizar un convenio de mutuo acuerdo para que se establezca y se regulen quien se queda con el perro o cómo van a ser los cuidados del mismo a partir de ahora. 

Lo más lógico es que, quien tenga la propiedad del animal, se pueda quedar con la custodia, y regular un régimen de visitas amistoso para el bien del núcleo familiar. Aún así, será el juez quien decida si eso es correcto para el animal.

En este punto es importante que, dentro del convenio regulador que se establece en caso de divorcio en las parejas, el abogado de familia, pueda establecer una cláusula o novedad en la demanda sobre la custodia de mascotas y su correcto régimen de visitas. 

Sin embargo, no siempre es tan sencillo y cómo también pasa con la custodia de los niños, a veces es complicado llegar a un acuerdo por la vía conciliadora y se debe derivar la problemática por la vía contenciosa, donde será el juez quien dedica para quien es la custodia de mascotas y establezca un sistema apto para cada caso. 

¿Qué valora el juez para dar la custodia de mascotas?

En el caso de que no hubiera acuerdo y se tuviera que ir por la vía contenciosa, tal y como se indica en el artículo 91, el juez decidirá qué pasa con la custodia, teniendo en cuenta los siguientes criterios: 

  • Quien es el propietario de la mascota o quién cuida día a día al animal 
  • Cuál es la situación económica de cada una de las partes
  • Quién tiene más disponibilidad para atender a la mascota
  • Quién tiene una casa más apropiada para el animal 
  • Quién tiene la custodia de los hijos, en caso de tener hijos

En el caso de tener hijos en común, uno de los detonantes a tener en cuenta por el juez es quién tiene la custodia de los menores. En este caso, la custodia de mascotas iría para la persona que tuviera la custodia de los hijos. 

La custodia de mascotas irá para la parte que se quede con la custodia de los niños.
La custodia de mascotas irá para la parte que se quede con la custodia de los niños.

No obstante, todo dependerá del criterio del juez y tal y como rige la ley, se podría establecer una custodia compartida en los convenios reguladores de divorcio, siempre y cuando ninguna de las partes se quedará con el perro con fines de venganza. El juez siempre tendrá que velar por el bien del animal. 

¿En qué casos no me podrán dar la custodia de mascotas? 

Además, como afirma el artículo 92, se eliminará la opción de custodia en el caso de que hayan malos tratos a los animales o a uno de los cónyuges: 

«7. No procederá la guarda conjunta cuando cualquiera de los padres esté incurso en un proceso penal iniciado por intentar atentar contra la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual del otro cónyuge o de los hijos que convivan con ambos. Tampoco procederá cuando el juez advierta, de las alegaciones de las partes y las pruebas practicadas, la existencia de indicios fundados de violencia doméstica o de género. Se apreciará también a estos efectos la existencia de malos tratos a animales, o la amenaza de causarlos, como medio para controlar o victimizar a cualquiera de estas personas.»

Así pues, todo aquel que no cuide bien a la mascota o quiera quedarse con el perro, gato o animal para hacer daño a su pareja en caso de separación, no tendrá derecho a la custodia de mascotas. 

¿Qué pasa con la custodia de mascotas si no estoy casado/a?

Al realizar la proposición de la Ley en el Congreso de los Diputados, se debatió sobre qué se debía determinar en caso de que una pareja no estuviera casada pero sí que fuera pareja de hecho.

Sin embargo, al no haber suficiente apoyo en el Senado, se determinó que este punto siguiera igual a la anterior ley que protege el bienestar animal, lo que supone que, si no estás casado, la mascota se quedaría con su propietario. 

De igual forma, al haber una separación, también existe un vínculo afectivo con la mascota, con lo cual, en el caso de tampoco llegar a un acuerdo conciliador sobre la custodia de mascotas, se podría presentar una demanda y recurrir en un juzgado. 

elAbogado

¿Necesitas un abogado para tratar tu caso?

Te ayudamos a encontrar el abogado que necesitas

También prevalece el bienestar del animal, con lo cual, el juez estaría en la obligación de analizar el caso, descartar casos de violencia intrafamiliar y no otorgar la custodia compartida si se ven símbolos de maltrato animal, se quieren quedar con la mascota para hacer daño al otro o por ánimo de venganza o chantaje. 

Se recomienda realizar un contrato de copropiedad para que, en caso de separación, se pueda determinar de forma más lícita la custodia de mascotas. 

¿Cómo se demuestra la propiedad de una mascota? 

La principal cosa que determinará que eres dueño de una mascota es porque tu nombre debería constar en su microchip, el pequeño dispositivo que se inserta bajo la piel del perro, y tiene un número que asocia sus datos con los del cuidador. 

Sin embargo, a pesar de que es obligatorio, no todos los perros cuentan con microchip. En estos casos, se consideraría como propietario aquel que posee su cartilla sanitaria, el que le realiza los cuidados diarios, le saca a pasear, lo alimenta y le proporciona cuidados sanitarios necesarios. 

¿Se debe pasar pensión en caso de no obtener la custodia de mascotas?

En el caso de que no se te haya confiado la custodia de mascotas completa y se consiga una custodia compartida, el juez determinará por el bien del animal y del vínculo afectivo del núcleo familiar, cuando y cómo podrá participar en las visitas y el cuidado de la mascota. 

Así pues, se establecerá un régimen de visitas y unos gastos de manutención y cuidado del animal, siempre y cuando la parte que no tiene la custodia (y no es dueña del animal) quiera seguir con el vínculo afectivo y cuidado a la mascota. 

En este caso, no pasaría cómo los niños que hay una obligación, sino que al ser una mascota, podrá rescindir de esa vinculación y derivarla al propietario de la mascota, si así fuera. 

Pero si se quiere seguir con el vínculo, el juez decidirá qué días y qué gastos se le debe otorgar a la otra parte. 

¿Qué hago si no me quieren devolver al perro? 

Si te has separado de tu pareja y ella se ha quedado con el perro y no te lo quiere devolver, antes de saber si está cometiendo un delito por apropiación indebida, se deberán tener en cuenta estos factores: 

  • De quién es el perro (qué nombre consta en el microchip)
  • Si estás casado o no con esa persona
  • Qué relación se víncula con el perro
  • Quién paga los gastos del animal 

En el caso en que la mascota se haya adquirido por decisión conjunta a la hora de empezar una relación sentimental, y sea fruto de una copropiedad, deberás llegar a un acuerdo conciliador como explicamos anteriormente o sino dejar que el juez decida la custodia de la mascota. 

Sin embargo, si el perro ya lo tenía uno de los cónyuges antes de que se estableciera la relación sentimental, y la otra parte se lo lleva sin el consentimiento del otro, si que estaríamos hablando de apropiación indebida y tendría que intervenir un abogado para presentar una demanda y recurrir por la vía judicial. 

Haz click en el banner y encuentra el abogado que necesitas.

¿Por qué debo contactar con un abogado para este caso? 

Cuando hay disputas o no se llegan a acuerdos a la hora de ver quien se queda el perro, lo mejor es contactar con un abogado experto en familias y derivar el caso en él. 

De este modo, al ser un proceso vinculado a un divorcio contencioso, necesitarás un abogado para que te ayude con la nueva cláusula de la demanda sobre el cuidado de la mascota y para luchar por la custodia de mascotas, en caso de que así lo desees. 

Recuerda que: 

  • El juez podrá atribuir la custodia a una parte o a las dos partes de la pareja, con independencia de a quien le pertenezca el perro. 
  • La propiedad de la mascota pasa a segundo plano en caso de divorcio y el juez decide quien se queda la mascota y qué régimen de visitas establece al cónyuge que no tiene el cuidado total del animal. 

Sea lo que sea, asesórate con un experto legal y realiza todo el proceso y trámites de la mejor manera posible.

Share
Call Now Button