Ley de la segunda oportunidad: Cómo liquidar las deudas

Última modificación el 2 diciembre, 2022 por Beatriz Oller

Si tienes deudas y quieres acogerte a la ley de la segunda oportunidad, revisa los requisitos y descubre los pasos para solicitarla.

Con la nueva reforma de la ley de la segunda oportunidad, se están abriendo muchas líneas de debate que son importantes de resolver. 

Las deudas son uno de los principales dolores de cabeza de la población, y es por eso, que la gran mayoría de personas, sumergida en algún tipo de endeudamiento, quiere tratar de solicitar la ley de la segunda oportunidad, para cancelar deudas y tener, cómo su propio nombre indica, una segunda oportunidad para empezar de nuevo. 

En este artículo vamos a hacer un repaso de lo más importante: estudiaremos la nueva reforma, veremos qué requisitos se necesitan para solicitar la ley de la segunda oportunidad, qué pasos has de hacer y qué deudas se pueden cancelar, además de resolver otro tipo de dudas. 

Sigue leyendo, contacta con un abogado experto y descubre todo sobre la ley de la segunda oportunidad. 

¿Qué es la ley de segunda oportunidad? 

La ley de la Segunda Oportunidad es aquel recurso legal  que ofrece a particulares y autónomos en situación de insolvencia la posibilidad de renegociar sus deudas o liberarse de parte de ellas, siempre que estas personas adeudadas cumplan con una serie de requisitos. 

De este modo, y tal y cómo indica su nombre, se permite a las personas darles una segunda oportunidad y empezar desde cero, libre de deudas. 

Nueva ley de segunda oportunidad: últimas modificaciones 

La Ley de la Segunda Oportunidad fue aprobada en el año 2015, siguiendo con las directrices de la Directiva Europea, sin embargo, con la crisis del coronavirus, se realizaron una serie de reformas que dieron lugar a la Nueva Ley de la Segunda Oportunidad, aplicada desde el pasado 6 de septiembre de 2022. 

Las modificaciones más relevantes son las siguientes:

Eliminación de la fase extrajudicial

Con la primera ley, se debía pasar una fase extrajudicial, en la que se trataba de llegar a un acuerdo entre las entidades y el deudor, y así liquidar parte de la deuda, de forma más rápida y totalmente segura. 

Sin embargo, con la reforma, se suprime esta primera fase y se pasa directamente a la fase judicial. Así, se reduce la duración del proceso y la negociación será directa con el juez, donde te podrás encontrar con dos opciones: 

  • Cancelación total de la deuda 
  • Cancelación parcial con plan de pagos

En esta fase inicial es clave contar con la ayuda de un abogado especialista en segundas oportunidades, ya que, si algún punto de la estrategia se trunca, podríamos fracasar en los objetivos deseados.

Ahorro económico 

Además de ahorrar tiempo, con la reforma de la ley de segunda oportunidad, también se ahorra dinero.

Al no tener que pasar por notaría, ni tener que contar con la presencia de un mediador concursal, los costes se disminuyen hasta un 30%. 

Cancelación de deudas de Hacienda y Seguridad Social 

Con la ley hecha en 2005, había ciertas dudas con las deudas que provienen de Hacienda o la Seguridad Social. 

Sin embargo, con la reforma, se permite cancelar hasta 20.000 euros de deudas de estas dos entidades públicas, siendo 10.000 para Hacienda y 10.000 para la Seguridad Social.

Esto favorece a empresarios y autónomos endeudados, ya que ahora podrán conseguir suplir esas deudas y seguir con sus negocios de forma más desahogada. 

Mayor protección de la vivienda

Otra de las modificaciones más importantes es que, ahora, puedes pedir la cancelación de las deudas, sin tener que entregar tu vivienda habitual. 

No será necesario que liquides tu patrimonio en la negociación con el juez, ya que se puede establecer un plan de pagos. 

Un máximo de 18 meses para cancelar las deudas 

Teniendo en cuenta que algunos pasos se han acortado con las nuevas modificaciones, ahora será posible cancelar tus deudas en 18 meses.

Los plazos se disminuyen por: 

  • Saltarse la fase extrajudicial
  • Tener que aportar menos documentación
  • Haber una penalización si el proceso dura más de 12 meses sin causa justificada. 
  • Tener más juzgados que puedan gestionar esta ley. 

El proceso se puede ver reducido a menos de un año siempre y cuando cuentes con la ayuda de un abogado experto en segundas oportunidades, para que te ayude con todos los trámites y te guie en todo el proceso. 

elAbogado

¿Necesitas un abogado para tratar tu caso?

Te ayudamos a encontrar el abogado que necesitas

¿Quién puede pedir la ley de segunda oportunidad?

Como hemos mencionado al inicio, a esta ley se pueden acoger tanto particulares como autónomos y empresas. Eso sí, es importante que reúnan los requisitos que te contamos a continuación, y que estén en un estado de quiebra o se declaren insolventes. 

También podrán pedir la ley de la segunda oportunidad, aquellas personas que tengan más de una deuda, es decir, que tengan dos acreedores diferentes y también que sean residentes españoles o tengan su empresa legalizada en España. 

¿Cuáles son los requisitos para acogerse a la ley de segunda oportunidad? 

Para acogerse a la ley de segunda oportunidad se tienen en cuenta una serie de requisitos, pero la reforma concursal busca beneficiar en todo momento a aquel que ha demostrado ser buen pagador pero atraviesa una mala situación económica, tal y cómo se refleja en el Preámbulo de la Ley 16/2022. 

Cuando el deudor insolvente es una persona física, el concurso pretende identificar a los deudores de buena fe y ofrecerles una exoneración parcial de su pasivo insatisfecho que les permita beneficiarse de una segunda oportunidad, evitando su paso a la economía sumergida o a una situación de marginalidad.

Los requisitos para acogerse a la ley de la segunda oportunidad son los siguientes: 

  • Demostrar no tener suficiente patrimonio para hacer frente a las deudas y ser declarado insolvente. 
  • Actuar de  buena fe y tener un historial crediticio válido. 
  • No haber sido condenado por delitos patrimoniales o económicos contra la administración pública en los últimos 10 años. 
  • No haber sido declarado culpable en el concurso de acreedores.
  • No haber rechazado un empleo adecuado a su capacidad en los 4 años anteriores a la declaración del Concurso. 
  • Que la deuda no supere los 5 millones de euros. 
  • Tener deudas con al menos dos acreedores diferentes (empresas de suministros, bancos, préstamos hipotecarios, administración pública…) 

Si crees que cumples con los requisitos, contacta con un abogado experto en la ley de la segunda oportunidad y deja que te asesore sin compromiso. 

¿Qué deudas se pueden cancelar con la ley de la segunda oportunidad? 

Con la nueva ley 16/2022, se pueden cancelar las siguientes deudas: 

  • Deudas con la administración pública: hasta 10.000 euros para Hacienda y hasta 10.000 euros para la Seguridad Social. 
  • Préstamos hipotecarios
  • Préstamos personales
  • Tarjetas de crédito
  • Deudas con empresas de suministros (agua, luz, gas…. )
  • Facturas pendientes (compañías de telecomunicaciones, alquileres…)
  • Deudas con proveedores
  • Microcréditos

Si estás endeudado por alguno de estos motivos, contacta con un abogado experto para que te ayude a determinar si puedes acogerte a la ley de la segunda oportunidad 

¿Quién puede acogerse a la ley de la segunda oportunidad?
¿Quién puede acogerse a la ley de la segunda oportunidad?

¿Cómo puedo solicitar la ley de segunda oportunidad? 

Si reúnes los requisitos comentados en uno de los párrafos anteriores, podrás solicitar la ley de la segunda oportunidad de la siguiente manera: 

  • Contactado con un abogado experto en la ley de segunda oportunidad: Como asesor legal te ayudará en todo el proceso, te revisará si cumples con los requisitos y estudiará tu caso.
  • Rellenando el modelo de solicitud oficial: Aunque tu abogado te indicará cómo debes hacerlo, la finalidad es reunir en un solo documento toda la información y documentación necesaria del deudor para presentarla en la vía judicial. Se estimarán datos de su situación personal, del cumplimiento de los requisitos, de los ingresos disponibles y del tipo de solvencia.
  • Presentando la solicitud ante el Juzgado Mercantil. Ahí empezará el proceso judicial y tardará al menos 6 meses y un máximo de 18 meses. 

En el momento en el que se inicia la fase judicial, la persona que debe podrá elegir entre la exoneración con liquidación de activo o sin liquidación pero con plan de pagos. 

Si se elige la exoneración con liquidación, en este punto se da opción a que el deudor pueda cancelar las deudas pendientes a cambio de sacrificar su patrimonio. 

Pero si se elige exoneración con plan de pagos, el deudor puede cancelar parte de sus deudas (las de la administración pública) y hacer frente al resto en un plan de pagos de 3 a 5 años. 

Sea lo que fuere, es importante que contactes con un abogado experto para que te amplie la información y te ayude a decidir cuál es la mejor opción para ti. 

¿Qué podré hacer después de solicitar la ley de segunda oportunidad? 

Si te han concedido la ley de la segunda oportunidad y has acabado el proceso, habrás ganado lo siguiente: 

  • Cancelación de las deudas: si eres insolvente y no has podido cubrirlas con tu patrimonio.
  • Salida de los ficheros de morosos: De forma inmediata ya no saldrás en ninguna lista negra ni en informes de riesgos financieros, lo que te permitirá pedir cualquier tipo de prestación en un futuro.
  • Solicitud de préstamos y productos financieros: Una vez has cancelado las deudas y has salido de la lista de morosos, ya puedes volver a empezar y puedes pedir de nuevo aquello que necesites. 

Sin embargo, también podrían revocar la cancelación en el plazo de los cinco años desde que se pone en marcha la ley de la segunda oportunidad, ya que el Juzgado puede revisar tu situación para ver si has ganado la lotería, has recibido una herencia o ha habido algún ingreso imprevisto e incomunicado. 

Haz click en el banner y encuentra el abogado que necesitas.

¿Necesito un abogado para acogerme a la ley de segunda oportunidad? 

Si estás pensando en si coger un abogado o no para tramitar la ley de la segunda oportunidad, la respuesta es clara: si necesitas un abogado. 

El abogado te ayudará en todo el proceso y te permitirá saber qué pasos has de seguir, qué documentación necesitas entregar para tu caso, cuál es la mejor forma de proceder y de qué forma podrás cancelar tus deudas o realizar una exoneración de pagos. 

No te la juegues y realiza los trámites acompañados y con el asesoramiento de un experto en este tema.

REFERENCIAS

Share
Call Now Button