Orden de alejamiento: Quebrantamiento y consecuencias

Última modificación el 1 febrero, 2023 por Beatriz Oller

Si te han interpuesto una orden de alejamiento, no te la saltes. Quebrantar la orden puede suponer pena de prisión.

La orden de alejamiento es una de las medidas judiciales más comunes interpuestas como protección a la víctima y saltarsela o quebrantarla puede tener consecuencias para la parte denunciada. 

Con lo cual, tanto si se ha establecido una orden de alejamiento como medida cautelar, como si está interpuesta por el juez, trata de cumplirla a rajatabla o sino tendrás problemas legales.

Y si ya es demasiado tarde, y acabas de quebrantar la orden de alejamiento, contacta con un abogado especialista y toma nota de lo que te contamos en el artículo de hoy. 

¿Qué dice la ley sobre la orden de alejamiento? 

Según el artículo 48 del código Penal, la orden de alejamiento es la prohibición de aproximación o comunicación con la víctima o familiares que determine el juez.  

Esta orden suele ser emitida en casos de violencia doméstica o en situaciones en las que una persona representa una amenaza para otra. La orden de alejamiento puede incluir restricciones sobre el lugar donde la persona puede estar, las personas con las que puede tener contacto y cualquier otra medida que el juez considere necesaria para proteger a la persona que ha solicitado la orden. Si la persona a la que se le ha emitido la orden de alejamiento la viola, puede enfrentar consecuencias legales graves.

Dependiendo del suceso, una orden de alejamiento puede ser establecida como pena tras una sentencia judicial o como medida cautelar mientras se realiza el procedimiento penal:

La orden de alejamiento como pena

En este caso se trata de una pena privativa de derecho, contemplada en el artículo 39 del Código Penal, y consiste en la:

  • Privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos. Impide residir en el mismo lugar que la víctima. 
  • Prohibición de aproximarse a la víctima, a sus familiares o aquellas personas determinadas por el juez o tribunal: Impide acercarse a cualquier lugar que frecuente la víctima: domicilio, lugar de trabajo, gimnasio, etc. 
  • Prohibición de comunicarse con la víctima, con sus familiares o aquellas personas determinadas por el juez o tribunal: Impide comunicarse y establecer cualquier tipo de contacto, ya sea escrito verbal o visual. 

Esta pena se puede interponer en delitos descritos en el artículo 57.1 del Código Penal, como pueden ser por ejemplo: casos de lesiones, violencia doméstica, violencia de género, etc. y su duración dependerá de lo que dictamine el juez en la sentencia, pero nunca podrá ser superior a 10 años en delitos graves y a 5 si son delitos menos graves. 

En el caso de tener hijos en común, al proteger que se le haya penado con una orden de alejamiento, le quedarán suspendidas las visitas y todo contacto hasta que dicha pena este totalmente cumplida. 

Orden de alejamiento como medida cautelar

Por otro lado, la orden de alejamiento se puede interponer como medida cautelar hasta que se celebre el juicio o la vista en cuestión y se dictamine sentencia, para así proteger a la víctima. 

Una vez se celebre el juicio, esta medida cautelar podría pasar a ser una orden de alejamiento como pena. 

En este caso, la medida cautelar viene regulada en el artículo 544 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y consistirá en la: 

  • Prohibición de residir en un determinado lugar
  • Prohibición de acudir a determinados lugares. 
Pide una orden de alejamiento si eres víctima de la violencia de género.
Pide una orden de alejamiento si eres víctima de la violencia de género.

Lo que no puedes hacer si te han puesto una orden de alejamiento 

La orden de alejamiento no implica solamente no acercarse a la persona que te ha denunciado y ha pedido esta medida. Además del acercamiento físico, existen otros motivos que pueden ser suficientes para ser acusado de quebrantar la orden.

Si no quieres tener problemas legales, más vale que no hagas lo siguiente si te han puesto una orden de alejamiento:

  • No puedes comunicarte de ninguna de las maneras con la persona protegida por la orden: ni por teléfono, ni redes sociales, ni ningún otro método. 
  • No puedes vivir con tu ex pareja.
  • No puedes acercarte a ella ni ir a los sitios donde ella frecuente. 
  • No puedes comunicarte ni acercarte a sus familiares o allegados interpuestos por el juez. 

Todo lo que tenga que ver con con la otra persona, más vale que tomes distancia. 

Las consecuencias de incumplir la orden de alejamiento 

Si has quebrantado la orden de alejamiento que se te interpuso como medida de protección de naturaleza penal, deberás saber que has cometido un delito de quebrantamiento de la medida cautelar, tipificado en el artículo 468.2 del Código Penal y castigado con pena de prisión de 6 meses a 1 año.

Además, se establecen sanciones como: 

  • Multa de 12 a 24 meses a quienes inutilicen o deterioren el funcionamiento de los dispositivos técnicos de medición del cumplimiento de la pena, ya que en ocasiones, para controlar si se cumple la orden o no, el juez puede colocar un dispositivo o pulsera electrónica en el cuerpo de la persona denunciada. 

Por eso es fundamental que cumplas con la orden de alejamiento y evites ponerte en contacto con la víctima por encima de cualquier cosa.

No obstante, se debe tener en cuenta que el incumplimiento de la orden de alejamiento siempre será visto así cuando la persona obligada a cumplirla, sepa de antemano que está realizando esta acción.

En estos casos, si el acusado tiene constancia de que está interpuesta la orden de alejamiento, y sabe que no puede hacer una serie de acciones, como las comentadas en el punto anterior, pero aún así, se lo salta, estará quebrantando la orden de alejamiento. 

Ten en cuenta que la pena de 6 meses a un año de prisión es solo por el hecho de haber quebrantado la orden, pero luego se pueden sumar otras penas por cometer otros delitos a la hora de querer acercarse a la víctima: amenazas, agresiones, etc….

elAbogado

¿Necesitas un abogado para tratar tu caso?

Te ayudamos a encontrar el abogado que necesitas

¿Un encuentro fortuito puede provocar el quebrantamiento de la orden de alejamiento? 

Encontrarse a alguien es fácil, ya que siempre se ha dicho que el mundo es un pañuelo, y aunque en ocasiones se puede evitar, a veces, el encuentro fortuito se acaba produciendo.

Si te ha pasado y aún teniendo una orden de alejamiento te has encontrado con tu ex pareja o con aquella persona que pidió esta medida de protección, ya sea en el supermercado, en el metro o en un restaurante, lo que debe hacer la persona que tiene en vigor la orden, es irse de inmediato.

Da igual si estás cenando en un restaurante y la víctima entra. O si estás en la cola del supermercado o la víctima está en la caja de al lado. Tu prioridad en ese momento es irte lo más rápido posible para evitar enfrentamientos y acabar quebrantando la orden de alejamiento. 

Ten en cuenta que si la víctima llama a la policía, tendrás las de perder. Lo que podéis hacer ambas partes para evitar problemas posteriores y dejar constancia del encuentro es que, cuando se produzca esta aproximación fortuita, grabéis y acreditéis que no ha habido comunicación ni acercamiento por ninguna de las dos partes, ya que es importante que sepas que si la parte víctima trata de comunicarse con el denunciado, también estaría cometiendo un problema legal. 

¿Qué pasa si la víctima comete el quebrantamiento de la orden o consiente el acercamiento? 

Más de una vez ha pasado que alguna ex pareja que tiene una orden de alejamiento quiera saltarsela, pero esta vez no por parte del denunciado.

En ocasiones, las víctimas se arrepienten de esta medida de protección y por el apego que tienen a su ex pareja o por la relación que pueden tener con ellos en caso de que hayan hijos de por medio, se pueden establecer comunicaciones que no deberían hacerse.

En este caso, si la víctima es quien consiente el acercamiento o quiere llamar a la otra parte, sería ella quien estaría cometiendo un quebrantamiento de una orden judicial.

Por ejemplo: Hay una orden de alejamiento entre un chico (el denunciado) y una chica (la víctima), y él no puede comunicarse con ella y viceversa, pero ella le llama a él desde su línea de teléfono. En este caso ella estaría cometiendo un delito de incumplimiento de una orden judicial, pero además, si él contesta, él estaría cometiendo también el delito de quebrantamiento de la orden de alejamiento.

En estos casos, si eres la parte víctima, lo mejor es que no trates de comunicarte con él, de ninguna de las maneras, y si es de vital importancia porque hay hijos de por medio o ha habido una situación de fuerza mayor, deberás hacerlo mediante un abogado especialista en órdenes de alejamiento.

Y si eres la parte denunciada y ves una llamada de tu ex pareja, que es con quien tienes esta medida de protección, lo que deberás hacer es no coger el teléfono y denunciar este hecho con la ayuda, de la misma forma, de un abogado especialista.

Tanto por una parte como por otra, mucho cuidado a la hora de tratar de comunicaros, ¡saldréis perdiendo los dos!

¿Se puede quitar una orden de alejamiento? 

No. La orden de alejamiento no es una medida de protección que pueda decidir retirar ninguna de las dos partes. 

Al establecerse en una sentencia, la parte denunciada ha de cumplir con la pena, y al mismo tiempo, la víctima deberá seguir haciendo frente a esta decisión, sin opción a poderla retirar.

En todo caso, un abogado penalista podría presentar un escrito ante el juez expresando la voluntad de la víctima de retirarla, pero a día de hoy, por lo general, las órdenes de alejamiento no se quitan tan fácilmente.

¿Se pueden cancelar los antecedentes por pena de orden de alejamiento? 

Cuando cometes un delito, además de dicha preocupación, pueden surgir otras, como por ejemplo, que va a pasar con los antecedentes, ya que habrás cometido un delito penal, y habrá quedado una mancha en tus antecedentes penales.

Aunque parezca que no, en muchas situaciones se revisan los antecedentes penales de las personas, ya sea por ejemplo para coger un avión, pedir una custodia, o acoger a un menor de forma temporal, entre otros muchos supuestos.

Por eso es importante que si tienes una pena de orden de alejamiento, conozcas los plazos de cancelación de antecedentes para que no te perjudiquen en un futuro:

  • Por condenas de 1 mes a 6 meses de orden de alejamiento, el plazo de cancelación de tus antecedentes será de seis meses contados desde la extinción de la pena. 
  • Por condenas de 6 a 12 meses, el plazo será de 2 años contando desde la extinción de la pena. 
  • Por condenas de entre 12 meses y tres años, el plazo será de 3 años contando desde la extinción de la pena. Si la condena es de un año, se contará en esta franja. 
  • Por condenas de 3 a 5 años, el plazo será de 5 años contando su extinción. 
  • Por condenas de más de 5 años de orden de alejamiento, el plazo será de 10 años contados a partir de que se haya extinguido la orden de alejamiento. 

Para poder realizar una limpieza de tus antecedentes penales, será imprescindible contar con un abogado especialista en este tema. 

Haz click en el banner y encuentra el abogado que necesitas.

¿Necesito a un abogado si he quebrantado la orden de protección? 

Si. Recuerda que si has quebrantado la orden de alejamiento, has cometido un delito y para eso necesitarás ayuda legal que pueda sacarte del apuro. 

Aunque el delito no lo podrás tirar marcha atrás, el abogado podrá trazar la mejor estrategia para que puedas salir mejor parado a la hora de que el juez dictamine la correspondiente sentencia dentro del procedimiento judicial. 

Sea lo que sea, no quebrantes la orden de alejamiento, y evita problemas. Y si eres la parte de la víctima, y tu ex pareja o la persona que tiene la orden de alejamiento se la ha saltado, llama a tu abogado para redactar de nuevo una denuncia, o a la policía, en caso de que haya habido un desorden de mayor seriedad. 

REFERENCIAS