Qué hacer ante un despido: 10 pasos a seguir

Última modificación el 1 febrero, 2023 por Beatriz Oller

Te explicamos qué hacer ante un despido y cuál es el paso a paso que debes seguir para que no se te pase por alto ningún punto clave.

Los despidos son la forma más recurrente de terminar una relación laboral entre la empresa y el trabajador, y por eso es muy importante estar informado sobre este proceso y saber en todo momento lo que debes hacer.

La mayoría de las personas, cuando son despedidas, no saben como actuar, y eso hace que salgan perjudicados en cuanto a la indemnización o los plazos a tener en cuenta para una posible demanda por desconocimiento y no estar asesorados legalmente por un abogado. 

Por este motivo, si la relación laboral con tu empresa se ha terminado, en este artículo de hoy te vamos a explicar de forma muy sencilla y clara qué hacer ante un despido, en 10 sencillos pasos. 

De forma rápida podrás obtener una visión del proceso que deberás seguir, sin olvidar ningún paso y teniendo la seguridad de que la batalla la vas a ganar tú. 

Eso sí, para gestionar un despido es imprescindible contar con la ayuda de un letrado, así que toma nota de lo siguiente y explícale tu caso sin compromiso a un abogado laboralista.

Pasos a seguir si te han despedido

El despido no es plato de buen gusto para nadie, pero si tienes la información correcta podrás digerirlo mejor. Por eso, te explicamos de forma sencilla todo lo que debes tener en cuenta y cómo debes actuar ante un despido, con estos sencillos pasos a seguir: 

Mantén la calma y asimila el despido

Aunque cueste y sea un hecho difícil de asimilar, lo primero que deberás hacer cuando te notifique el despido es mantener la calma y estar tranquilo.

Muchas veces cuando las personas reciben esta noticia, la reacción es ponerse a la defensiva, llorar o no saber cómo actuar, ya que por desconocimiento, no saben todo lo que se le viene encima. 

Es por eso que es imprescindible aceptar la situación y procesar lo que ha sucedido y siempre contenerse y dirigirse a tu jefe o superior con el máximo respeto. 

Toma nota de cómo te han notificado el despido:

Tras la noticia es muy importante tener en cuenta la forma en cómo te han notificado el despido, ya que pueden hacerlo mediante carta de despido, que es la forma más correcta o de forma verbal, por correo electrónico o hasta por Whatsapp diciendo que no vuelvas más. 

Ten en cuenta la forma en cómo te informan del despido, porque dependiendo del método, el despido se puede convertir en nulo y no ser válido. 

Además, esto será un factor importante a la hora de reclamar. 

Averigua por qué se ha ocasionado el despido: 

Lo más importante es averiguar cuál ha sido la causa del despido y qué es lo que alega la empresa para hacer frente a este desenlace laboral.

Además, saber qué tipo de despido será imprescindible para ver qué indemnización te toca recibir y cómo se debe actuar.

Pueden haber varios tipos de despido: despido improcedente, despido objetivo, despido disciplinario, etc. y cada uno tendrá sus normativas (plazo de preaviso, días de indemnización, motivos…) que se deberán tener en cuenta. 

Contacta con un abogado laboralista

Esta opción podría ser perfectamente la primera porque, como hemos comentado, la mayoría de la gente no sabe qué hacer ante un despido, y por eso necesita ayuda legal de inmediato. 

Si te han despedido es fundamental contar con un abogado laboralista ya que será el profesional que te ayude a analizar tu caso, determinar si las formas de notificación del despido han sido las correctas, establecer los plazos, estudiar si el tipo de despido que alega la empresa corresponde a la realidad, contar qué indemnización te pertoca y ver, en conjunto, todas las irregularidades que hay en la empresa.

A la hora de reclamar, a parte de recurrir un despido, se pueden tener en cuenta un cúmulo de cosas que jugarán en tu favor, al solucionar el conflicto en los tribunales. 

elAbogado

¿Necesitas un abogado para tratar tu caso?

Te ayudamos a encontrar el abogado que necesitas

Revisa tu indemnización y finiquito

Aunque el abogado ya se encargará de eso, debes saber de primera mano que a cada despido le corresponde un tipo de indemnización. Te damos un breve resumen de lo que te deberían indemnizar dependiendo del tipo de despido: 

  • Despido improcedente: Aquí recibirías la máxima indemnización y sería de 33 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 meses. Aunque, si tu contrato consta de antes del 12 de febrero de 2012, hasta esa fecha cobrarías 45 días de salario por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades.
  • Despido objetivo: En este caso serían 20 días de salario por año trabajado con un tope de 12 mensualidades.
  • Despido disciplinario: Si el despido es por una causa grave cometida por el trabajador, en este caso no cobrarías la indemnización. 

En elAbogado.com tenemos una calculadora que te ayudará a saber de primera mano cuánto deberían pagarte en caso de despido: 

Además, a pesar de que a cada tipo de despido le toque una indemnización diferente, el finiquito será obligatorio siempre que haya un despido, lo que significa que deberás revisarlo y ver qué es lo que te corresponde recibir una vez finalizada la relación laboral.

Ten en cuenta otras irregularidades de la empresa

A pesar de que a partir de aquí el abogado puede asesorarte en todo y decirte el paso a paso para saber qué hacer ante un despido, nosotros vamos seguir dándote algunas pinceladas más sobre lo que deberías tener en cuenta.

Lo hemos comentado arriba mismo, y es que, cuando te pones a demandar una empresa, normalmente para recurrir un despido que no es 100% legal, surgen otras irregularidades en la empresa que también podrían ser consideradas.

Ahora es el momento de hacer memoria y pensar en qué cosas la empresa no estaba actuando bien: ¿Te pagaba las horas extras? ¿el plus de la nocturnidad? ¿Te daba el material necesario en caso de teletrabajo? ¿Tenía impagos o era regular con las nóminas? ¿te pagaba alguna parte en negro? ¿Te negaba las nóminas o habian irregularidades en ellas? ¿Te obligaba a quedarte más tiempo en la oficina sin pagartelo? ¿No te daba el tiempo de vacaciones correspondiente? ¿No respetaba la desconexión digital? ¿El contrato que tenías era correcto? (…..)

Es decir, si vas a demandar a la empresa, trata de luchar por la máxima indemnización y hacer que todos los hilos queden bien atados. No te preocupes, el abogado sabrá por donde tirar. 

No te olvides de los plazos

Para demandar un despido debes saber con qué plazos cuentas para hacer dicho trámite, y el plazo es el siguiente: 

Dispones de 20 días hábiles para reclamar el despido, a partir del siguiente día hábil desde el momento en el que has sido despedido (es decir, el momento en que ya no has ido más a trabajar), lo que supone que no se deben contar ni sábados, ni domingos ni festivos, solo de lunes a viernes. 

Es importante ver qué fecha pone en la carta de despido, aunque realmente la que importa será la fecha de efectos del despido (el momento en el que dejas de trabajar). 

También se ha de saber que este plazo se paraliza en el momento en el que hay acto de conciliación. Si se celebra la conciliación ese día no contaría en el plazo, y si no hay acuerdo, el plazo volvería a correr desde el día siguiente del acto. 

Otros plazos a tener en cuenta son: 

  • Los días de vacaciones: Si se tienen vacaciones acumuladas, el plazo para reclamar el despido empezarían a contar cuándo se terminaran esas vacaciones.
  • El plazo para pedir el paro: Que empezará a contar a partir del día siguiente al despido y se tendrán 15 días para hacerlo. 

Reúne toda la documentación necesaria 

Cuando te reúnas con el abogado ya te dirá cuál es la documentación que necesitas tener en cuenta en caso de despido, pero si quieres ir adelantando faena, deberás reunir: 

  • La carta de despido o el método por el cuál te han notificado el despido. 
  • El recibo del finiquito
  • Tus últimas nóminas
  • El informe de la vida laboral. Pídelo aquí.
  • El certificado de empresa para que puedas pedir la prestación por desempleo.
  • La solicitud de prestación por desempleo. Pídelo aquí.

Si vas consiguiendo estos documentos podrás facilitarle la faena el abogado y ganar tiempo. ¡Ten en cuenta que los plazos que tienes para demandar son ajustados!

Presenta la papeleta de conciliación ante el SMAC

Antes de demandar por vía judicial, siempre es obligatorio intentar llegar a un acuerdo con la empresa y presentar la papeleta de conciliación ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación (SMAC) de tu ciudad.

La empresa podrá tener la oportunidad de llegar a un acuerdo y así ahorrarse todo el proceso legal. Lo que digas en esta papeleta es lo que luego va a determinar que puedas demandar o no, y por eso es importante que un abogado laboralista te ayude a redactar este documento. 

Tras presentar la papeleta de conciliación, será obligatorio que asistas al acto con el acompañamiento de tu abogado.

Demanda a tu empresa

Si no estás de acuerdo con lo que se dice en la resolución tras el acto de conciliación, podrás seguir con el proceso y demandar por vía judicial. Para esto deberás:

  • Seguir el proceso con la ayuda de tu abogado laboralista. 
  • Reunir todas las pruebas y documentos necesarios. 
  • Redactar la demanda explicando los hechos y las incongruencias en caso de que las haya. 
  • Presenta en el juzgado pertinente y espera a que salga la sentencia. 

Dependiendo de lo ocurrido en el juzgado se estimará una indemnización que deberás recibir tu como trabajador, teniendo en cuenta el tipo de despido y los daños o perjuicios ocasionados por el mismo. 

En la sentencia habrá la resolución del caso, la indemnización a percibir y el plazo.

Haz click en el banner y encuentra el abogado que necesitas.

¿Necesito la ayuda de un abogado laboralista si no sé qué hacer ante un despido? 

Sepas o no sepas qué hacer ante un despido, es imprescindible contar con la ayuda de un abogado laboralista.

Has visto a lo largo del artículo la importancia de poder contar con un asesor legal, y además, es uno de los pasos a seguir cuando te han despedido, con lo cuál, la respuesta es SÍ. 

Sí que necesitas a un abogado laboralista porqué, además de proporcionarte todo el asesoramiento y su experiencia, podrá tratar tu caso de forma personalizada, analizar qué indemnización te toca, estar pendiente de los plazos, redactar la papeleta de conciliación y la demanda y acompañarte en todo el proceso judicial. 

Podrá sacar el máximo provecho a este despido, ya que cuanto más ganes, el abogado también gana más, con lo cuál, lo mejor es aliarse y conseguir salir victorioso del despido. 

REFERENCIAS

Share