Qué hago si no puedo pagar la hipoteca

Última modificación el 1 febrero, 2023 por Beatriz Oller

¿Qué hago si no puedo pagar la hipoteca? Conoce tus opciones y las soluciones que tienes en cada caso. Te lo contamos en este artículo.

Enfrentar dificultades financieras y no poder pagar la hipoteca puede ser una situación muy estresante. Desafortunadamente, esto es algo con lo que muchas personas están lidiando en este momento, ya que la pandemia de COVID-19 y las consecuencias de la Guerra de Ucrania continúan teniendo un impacto en la economía.

Cuando no puedas pagar tu hipoteca, es importante actuar rápidamente. Debes comunicarte con su prestamista lo antes posible y explicarle tu situación. Es posible que puedan ofrecerle un plan de pago u otra asistencia que podría ayudarte a administrar tus pagos a corto plazo. También vale la pena considerar otras opciones, como refinanciar o vender la casa si es necesario.

Independientemente de los pasos que tome, es importante recordar que no estás solo y que hay recursos disponibles para ayudarte en este momento difícil para dar respuesta a eso que te preocupa sobre «qué hago si no puedo pagar la hipoteca».

Lo importante es tener el asesoramiento de un abogado experto en inmobiliario para que te guíe en todo lo que puedes hacer.

Medidas en el caso de que no puedas pagar la hipoteca

Ten en cuenta que en el momento en el que dejas de pagar la hipoteca, el banco puede reclamarte la deuda por la vía judicial o bien extrajudicialmente. Hay bancos que esperan varios meses de impago para iniciar el proceso de reclamación mientras que otras entidades intentarán reclamar su deuda cuanto antes.

Si no puedes pagar la hipoteca, hay varias medidas que puedes tomar para manejar la situación:

  1. Hablar con tu banco: Es importante ponerse en contacto con tu banco lo antes posible si estás teniendo dificultades para pagar la hipoteca. El banco puede ofrecerte opciones como una moratoria temporal o un plan de reestructuración de deudas.
  2. Revisar tus opciones de asistencia gubernamental: En España existen programas gubernamentales que pueden ayudar a las personas con dificultades para pagar la hipoteca, como el programa de alquiler social o el programa de ayudas a la vivienda.
  3. Buscar asesoramiento legal: Puedes ponerte en contacto con un abogado experto en inmobiliario para que te asesore y te indique que debes hacer en tu caso antes de perder la vivienda.
  4. Considerar la posibilidad de vender su vivienda: Si no puede pagar la hipoteca, considera la posibilidad de vender su vivienda para evitar que caiga en ejecución hipotecaria.
  5. Considerar el desahucio: Si no se llega a un acuerdo con el banco y no se pueden cumplir las obligaciones de pago, el banco puede iniciar un proceso de desahucio. Es importante conocer los derechos y obligaciones en esta situación.

Es importante tener en cuenta que cada situación es diferente y es recomendable buscar asesoramiento legal para asegurar que se sigue el proceso adecuado.

Qué hago si no puedo pagar la hipoteca: Soluciones

A pesar de lo comentado en el párrafo de arriba, si te preguntas «qué hago si no puedo pagar la hipoteca» las soluciones que puedes tener son las siguientes:

Negociar con el banco

Si no podemos pagar la hipoteca y no queremos perder la vivienda, lo primero que hay que hacer es intentar negociar con el banco:

  • Consulta con el banco si es posible solicitar una carencia de hipoteca total o parcial. Esta opción nos permitiría no pagar las cuotas de hipoteca durante un tiempo, o bien solo ir pagando los intereses hasta que nuestra situación económica mejore.
  • También puedes intentar ampliar el plazo de amortización de la hipoteca para que las cuotas mensuales sean más bajas.
  • Si tienes varias deudas con el banco y eso te dificulta el pago de la hipoteca, puedes intentar solicitar una reunificación de deudas. Así podrías tener una única cuota más baja.

Dación en pago: negocia la entrega de la vivienda a cambio de quedar libre de la deuda

Si ninguna de estas opciones son posibles o no son suficientes para solucionar tu problema de impago de la hipoteca, tienes una vía más de negociación con el banco: la dación en pago.

Con la dación en pago, cedes al banco la vivienda hipotecada a cambio de quedarte libre de deuda. Normalmente, tras la dación en pago, el banco firmará contigo un contrato de alquiler para que puedas seguir viviendo en el inmueble, pero ya no en régimen de propiedad sino como inquilino.

La dación en pago representa la manera más rápida y justa para nosotros de resolver nuestro problema de no poder pagar la hipoteca. Pero atención, porque dependemos de la voluntad del banco: los bancos no tienen obligación de conceder la dación en pago, así que no todo el mundo puede acogerse a esta opción.

Ejecución hipotecaria: implicará la subasta de la vivienda

Si esperamos a que el Banco nos reclame judicialmente la deuda, habrá una ejecución hipotecaria, que implicará la subasta de la vivienda.

En este caso de ejecución hipotecaria en el que el Banco te reclama judicialmente la deuda, si el valor de la vivienda es inferior a lo adeudado, a parte de perder la vivienda, el banco te podrá embargar otras cuentas, bienes o nóminas hasta que se cubra el importe total de la deuda.

Recuerda que en cualquier momento dentro del propio procedimiento de ejecución hipotecaria se podría llegar a un acuerdo con el banco antes de que finalice el procedimiento y se haga la subasta de la vivienda. No olvides que la negociación será la mejor manera de conseguir la mejor solución posible ante tus problemas con la  hipoteca.

Es muy importante que se negocie bien con el banco para encontrar la mejor solución para tu caso. Un abogado especialista puede ayudarte en esta negociación.

elAbogado

¿Necesitas un abogado para tratar tu caso?

Te ayudamos a encontrar el abogado que necesitas

¿Qué pasa si dejo de pagar la hipoteca?

  • Si dejas de pagar una o varias cuotas de la hipoteca, el banco puede reclamarte judicial o extrajudicialmente el importe de la hipoteca  no amortizado más los intereses ordinarios y de demora que se hayan generado.
  • El Banco puede iniciar el procedimiento judicial de ejecución de la hipoteca desde el impago de la primera cuota, aunque hay entidades que permiten que se acumulen varios meses de deuda.  
  • Aún así, por lo general, antes de iniciar el procedimiento de ejecución de la hipoteca, el Banco intentará recuperar la deuda de manera extrajudicial, sin tener que ir a juicio.
  • Por eso, ante la situación de no poder pagar la hipoteca, lo mejor es hablar con el Banco e intentar negociar, estudiando de manera conjunta las posibilidades de renegociar de la deuda sin necesidad de ir a juicio.
  • Esta renegociación puede ser, por ejemplo, una carencia total o parcial de la hipoteca, una ampliación del plazo de amortización o, por último, la dación en pago.
  • Con la dación en pago, cedes la vivienda, pero puedes quedar libre de la deuda y, además, conseguir que el Banco te haga un contrato de alquiler para que sigas viviendo en tu casa.
  • En el caso del procedimiento judicial de ejecución hipotecaria por impago de la hipoteca, este supone, por lo general, la subasta del inmueble. El precio obtenido en la subasta se destina al pago de la deuda, pero si lo que se consigue es inferior a lo que nos quedaba por pagar, el Banco podrá embargar tus otros bienes y tu salario hasta que afrontes toda la deuda.  
Haz click en el banner y encuentra el abogado que necesitas.

¿Necesito un abogado si no puedo pagar la hipoteca?

Si. Si no puedes pagar la hipoteca, deberás hablar con tu banco pero también buscar asistencia legal de la mano de un abogado experto en inmobiliario.

  • Si el banco ejecuta una reclamación judicial por el impago de la hipoteca, sí, es obligatoria la intervención de un abogado.
  • Para negociar con el banco la dación en pago es más que recomendable que actúe un abogado, ya que podrá negociar con el banco conociendo todas las posibilidades y optando por la mejor opción para nosotros.
  • En el caso de negociar con el banco otras posibles soluciones ante el hecho de no poder pagar la hipoteca, como la renegociación del plazo de amortización o la solicitud de carencia, no es obligado tener un abogado, aunque sí está recomendado: un profesional especializado gestionará mejor la opción más conveniente para nosotros.

Pide asesoramiento sin compromiso y cuéntale tu caso a un experto legal.

REFERENCIAS