¿Qué es una comunidad de propietarios?

Las comunidades de propietarios se forman sobre una construcción dividida en diferentes elementos privativos (que son los susceptibles de un uso separado, como por ejemplo una vivienda en un edificio) y comunes (de uso compartido entre los propietarios, como el rellano, ascensor…). Esto es lo que se llama una propiedad horizontal. Confiere a los propietarios el derecho de propiedad en exclusiva sobre los elementos privativos y en comunidad con los otros elementos comunes.
La titularidad de un elemento privativo viene acompañada por la cotitularidad en los elementos comunes. Esa cotitularidad sobre los elementos comunes se determina mediante la cuota de participación que sirve para fijar la medida de los derechos sobre los bienes comunes, la participación en las cargas, beneficios, gestión y gobierno de la comunidad y para distribuir los gastos y los ingresos.


¿Sobre qué pueden constituirse comunidades de propietarios?

Son objeto de la propiedad horizontal los edificios (incluso en construcción) en los que coexistan elementos privativos con elementos comunes necesarios para el uso de los privativos, los puertos deportivos con relación a los amarres, los mercados en relación a las paradas, las urbanizaciones en relación a las parcelas, etc.
Las propiedades horizontales, y por tanto las comunidades de propietarios, no tienen personalidad jurídica (como sí tiene una empresa, lo que le permite actuar jurídicamente como una persona física), aunque se permite actuar a los vecinos conjuntamente en algunas circunstancias, como por ejemplo para contratar un servicio de limpieza.


Regulación de las comunidades de propietarios

Las comunidades de propietarios están reguladas, por un lado, por la ley; y por otro, por los estatutos y reglamentos de régimen interior de cada comunidad de propietarios. Los estatutos regulan el régimen jurídico real de la propiedad, y hacen referencia a temas de gobierno, gestión y administración de la comunidad. Deben inscribirse en el registro de la propiedad, y por tanto vinculan a terceras personas. Los reglamentos de régimen interior hacen referencia a las normas de carácter interno o de convivencia y por tanto no se inscriben en el registro de la propiedad.
En cuanto a los órganos de gobierno, la comunidad de propietarios cuenta con un presidente, un secretario, la junta de propietarios y además, de forma opcional, puede contar con un administrador. El presidente tiene la función de representación de la comunidad, el secretario redacta las actas de las reuniones y cuenta con otras funciones de gestión de la comunidad y la junta de propietarios, donde se reúnen todos los propietarios, adopta los acuerdos relativos a la comunidad.


¿En qué me pueden ayudar los abogados de comunidad de propietarios?

Si tienes algún conflicto con tu comunidad de propietarios, o con una comunidad ajena, los abogados de comunidad de propietarios podrán ayudarte. Por ejemplo, te podrán ayudar con la impugnación de acuerdos de la junta de propietarios contrarios a la ley o a los estatutos que sean lesivos contigo o con otros propietarios, a hacer cualquier reclamación contra una comunidad o contra uno de los propietarios (por ejemplo por el impago de cuotas), en cualquier asunto relacionado con la reforma de elementos comunes o con la instalación de un ascensor, un punto de recarga para vehículos eléctricos… Además, podrán ayudarte con cualquier problema de convivencia que tengas con los vecinos, como por ejemplo por exceso de ruidos, humedades, etc. y a reclamar las correspondientes indemnizaciones.