¿Qué es el derecho inmobiliario?

El derecho inmobiliario es la rama del derecho que se encarga de regular todo lo relativo a los derechos y negocios jurídicos sobre bienes inmuebles. Sobre un bien inmueble concreto, el derecho inmobiliario se ocupa de regular desde la adquisición del mismo hasta su extinción, y de las posibles modificaciones, transmisiones y gravámenes que puedan darse a lo largo de su existencia.


Derecho inmobiliario y derechos reales

Los derechos que tienen las personas sobre los inmuebles se llaman derechos reales, que son el poder otorgado por la ley al titular sobre un bien, y que puede ser total, como en el caso de la propiedad; o parcial, como por ejemplo en el caso del usufructo, que concede a su titular el derecho de uso y disfrute de un bien, pero no el derecho de disposición sobre la cosa. Por tanto, sobre un inmueble siempre habrá quien ostente la propiedad del mismo, mientras que pueden existir derechos reales parciales sobre el mismo. Por ejemplo, sobre una finca rústica, habrá quien sea el propietario de la misma, pero también puede existir una servidumbre que consista en un derecho de paso a favor de un vecino.


Derecho inmobiliario y el registro de la propiedad

En el ámbito de los bienes muebles tiene especial importancia el registro de la propiedad, ya que tiene por función dar publicidad sobre los derechos reales sobre las cosas inmuebles. de esta manera, por ejemplo, quien tiene registrado a su nombre una finca podrá reclamar contra quien trate de venderla o contra quien se apropie de la misma. Sobre esto, los abogados de inmobiliario te podrán ayudar con las gestiones necesarias ante el registro de la propiedad cuando quieras efectuar negocios jurídicos sobre inmuebles. Te pueden ayudar, por ejemplo, a solicitar una nota sobre las cargas de un inmueble cuando te dispongas a comprar.


Los abogados de inmobiliario y las situaciones de comunidad

Los abogados de inmobiliario también se dedican a las situaciones de comunidad sobre los bienes, esto es, cuando dos personas o más comparten de manera conjunta y concurrente la titularidad de la propiedad o de otro derecho real sobre un mismo bien o un mismo patrimonio. Por ejemplo, la propiedad horizontal es una situación de comunidad, también llamada comunidad de vecinos. Consiste en el derecho de propiedad en exclusiva de cada propietario sobre uno o varios elementos privativos (como puede ser una vivienda respecto un edificio) y de forma compartida sobre los elementos comunes (que serían, por ejemplo, la estructura del edificio, los rellanos, la entrada…). Sobre estas situaciones, los abogados de inmobiliario te pueden ayudar en lo relativo a las relaciones con los vecinos (ruidos, humedades, higiene…), con la gestión y administración de la comunidad, a impugnar los acuerdos de la junta de propietarios...
Por tanto, los abogados de inmobiliario están especializados en todo lo relativo a los bienes inmuebles. Te pueden ayudar en relación al arrendamiento de viviendas, locales comerciales o fincas rusticas, con la compraventa de inmuebles, en relación a hipotecas (constitución, ejecución, reclamaciones por cláusulas abusivas…), asesoría en la construcción de inmuebles (urbanismo, compraventas de inmuebles en construcción…), etc.