elAbogado

El ejercicio de la abogacía es una de actividades más importantes que se pueden realizar. Nuestros clientes depositan en nuestras manos las cosas que más les importan (su relación con sus hijos, su libertad, su patrimonio, etc.). Tanta carga de responsabilidad requiere un plus de profesionalidad. Desde nuestro punto de vista, la relación entre un abogado y su cliente debe sostenerse sobre cuatro pilares fundamentales: conocimientos jurídicos, comunicación, accesibilidad y empatía.

Claro que el conocimiento técnico es importante, pero el cliente exige más. El consumidor no solo quiere saber que tiene un buen abogado, también quiere entender qué derechos está ejercitando, en qué momento procesal se encuentra, qué posibilidades de éxito tiene en sus pretensiones y, por supuesto, cuánto le va a costar.

Para ello, abogado y cliente deben trabajar juntos en la elaboración de la estrategia, en la recopilación de toda clase de  pruebas y en la preparación del juicio. Un cliente desinformado no puede participar activamente en su procedimiento. El cliente necesitacomprender. El abogado debe saber explicar a su cliente, con un lenguaje comprensible, todas las cuestiones relativas a su asunto. Esto solo puede conseguirse si existe una comunicación fluida y constante entre ambos.

Nuestro compromiso es claro: realizar una labor didáctica del derecho, explicando de forma clara y comprensible todas las cuestiones relativas a cada caso. Trabajar en equipo con nuestros clientes; garantizar fluidez en las comunicaciones, utilizando todos los medios que la tecnología nos ofrece; Actuar con máxima diligencia, velando en todo momento por los intereses de nuestros clientes.

 Déjanos demostrarte que existe otra forma de ejercer la abogacía.

Idiomas:

  • Castellano

Avda. de Andalucia, 27 entreplanta oficina 1ª 29006 Málaga, Málaga, España