¿Qué es la Seguridad Social?

La Seguridad Social es el sistema de prevención del Estado ante situaciones de necesidad, que garantiza la asistencia y prestaciones sociales, especialmente en caso de desempleo. Además, contempla también la protección económica de la familia, la protección de la salud, el tratamiento y rehabilitación de los disminuidos físicos y la suficiencia económica de los ciudadanos durante la tercera edad (es decir, las pensiones de jubilación).


Prestaciones de la Seguridad Social

Existen cuatro tipos de prestaciones de la Seguridad Social:

  • 1- Pensiones: son las prestaciones de carácter económico, de forma periódica, y que pueden ser vitalicias o de duración determinada (hasta una determinada edad).
  • 2- Indemnizaciones: a causa de un hecho puntual, son prestaciones económicas que se perciben una única vez (una indemnización por una causa, aunque pueden percibirse otras indemnizaciones por otros conceptos).
  • 3- Subsidios: prestaciones económicas temporales y que se perciben de forma periódica.
  • 4- Otras prestaciones: como por ejemplo la protección familiar.


La contribución a la Seguridad Social

En la relación entre el contribuyente y la Seguridad Social existen tres ámbitos diferentes: afiliación, cotización y protección.
El alta es la forma por la cual el estado determina quién tiene la obligación de cotizar y qué derechos se están generando a raíz de dicha cotización. Por tanto, la baja consiste en la extinción de la relación jurídica entre el particular y la Seguridad Social. A su vez, las variaciones son la comunicación de la alteración de datos identificativos, laborales, etc…
La cotización es la forma por la cuál se financia la Seguridad Social, y que generará algunos derechos en situación de necesidad. La cotización será a cargo del trabajador cuando el alta sea como autónomo, y a cargo del empresario o empleador cuando el alta sea por cuenta ajena. La cotización es siempre obligatoria cuando el trabajador desarrolla una actividad.
La protección se da en una situación de necesidad. Consiste en el conjunto de prestaciones que el Estado reconoce, por medio de la Seguridad Social, a la persona que sufre la necesidad.


¿En qué me pueden ayudar los abogados de Seguridad Social?

Los abogados de Seguridad Social te podrán ayudar con cualquier litigio en relación a la Seguridad Social (incapacidad, pensiones, tesorería…). Además, pueden ayudarte con todo lo referido a la relación con la Seguridad Social: pueden ayudar a los empresarios con las altas y bajas de los trabajadores, cotizaciones… o a los trabajadores autónomos, también en cualquier aspecto de su relación con la Seguridad Social. Estos abogados, además, podrán asesorarte sobre las prestaciones a las que tienes derecho. De esta manera, la pensión de jubilación no será la misma para quien haya trabajado a media jornada que para quien lo haya hecho a jornada completa, por ejemplo.
Por otro lado, los abogados de Seguridad Social también podrán ayudarte en relación al régimen en el que debes encuadrarte (y por el que debes cotizar) tanto tú como tus trabajadores, así como con los litigios que pueden surgir en caso de discordancia en este aspecto con la Seguridad Social.